Detectan 951 toneladas de alimentos acaparados en distribuidora en Lara

Caracas, 16 May. AVN.- Los ilícitos de acaparamiento, usura, especulación, ventas condicionadas, alteración fraudulenta del producto, venta de productos vencidos y boicot fueron detectados en la Distribuidora El Nonno C.A, en Barquisimeto, estado Lara, vinculada con la refrigeración, importación y venta de carne, pollo y otros productos alimenticios, informó el jefe del Órgano Superior para la Economía, Hebert García Plaza, durante una inspección de la II fase de la ofensiva económica realizada este viernes.
En un contacto con el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, y la superintendente de Precios Justos, Andreína Tarazón, quienes dirigen desde Caracas la ofensiva económica, García Plaza especificó que en dicha empresa detectaron acaparadas 951 toneladas de alimentos, entre los cuales más 60 toneladas son de carne y 129 de pollo.

Denunció que esta empresa ha recibido del Estado los dólares requeridos para la importación del pollo y la carne de Brasil, "pero esos rubros que encontramos acá están acaparados desde al año pasado, no se han distribuido, estamos hablando de más de 752 toneladas de productos que no salen de estos almacenes, y de las 60 toneladas de carne, 10 ya están en estado de descomposición".
También alertó que esta empresa realizaba ventas condicionadas de estos alimentos a algunas instituciones como alcaldías y gobernaciones para su posterior distribución a la población.
En estos caso, la distribuidora empaqueta los productos en bolsas, y "el precio justo de venta debería ser de 142 bolívares, pero se lo venden a 380 bolívares, con un sobreprecio de 267,60% de usura, es decir, las ganancias sobre pasan el 30% de margen que establece la ley", señala.
Ilustró que la carne de primera que llegaron al país con el dólar preferencial, a 6,30 bolívares, debería costar 17,20 bolívares, pero "ellos lo venden a 90 bolívares, con un sobreprecio de 423,25%".
Asimismo, reportó que la empresa le cambia la presentación al producto que está vencido, con lo que incurren en una alteración fraudulenta del producto, y así lo comercializan para el consumo humano.
Además refirió que algunos de estos productos, especialmente la carne, también eran vendidos a penitenciarías.
En la empresa hay siete galpones, de los cuales en cuatro se encontraron alimentos acaparados y en tres, 30 vehículos importados de la marca Cargo, provenientes de Brasil, a los que están determinando su legalidad, "porque aparentemente están acaparados para ser vendidos de manera ilegal y a sobreprecio", dijo.
Puntualizó que el Ministerio Público ya tiene conocimiento de la presunción de la comisión de los delitos y el dueño de la importadora está detenido y a la orden de dicha instancia, en el comando de la Zona de Defensa Integral (Zodi).
Igualmente han determinado con el Ministerio para la Alimentación la ocupación temporal de la empresa al menos por 90 días para determinar hasta dónde llega la ecuación de estos delitos.
Igualmente aseguró la estabilidad laboral de los trabajadores que laboran en este establecimiento comercial, que incumplía elementos señalados en la Ley de Precios Justos.
 AVN 16/05/2014 14:15