LAS REGLAS BÁSICAS PARA LOGRAR UN EXCELENTE BRONCEADO




La luz solar se compone de tres tipos de longitudes de onda que actúan sobre la piel produciendo manchas, arrugas, envejecimiento y, por último, cáncer de piel. 

Si quieres un bronceado seguro es importante tomar en cuenta las características que médicos especialistas en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora recomiendan: 


  • La crema solar debe tener una protección alta, sobre todo en los primeros días. No se debe nunca tomar el sol sin ninguna protección.
  • La crema se debe aplicar, como mínimo, media hora antes de la exposición solar y esperar a que penetre en la piel. Si se precisa alguna otra loción como antimosquitos, se debe aplicar después.
  • La piel tiene que estar libre de colonias o maquillaje.
  • Repetir la aplicación de la crema en las tres siguientes ocasiones: después de dos horas tras la primera aplicación, al salir del agua y si se ha hecho deporte.
  • Las pamelas, gorros y sombrillas son de gran ayuda pero no sustituyen la protección solar porque los rayos solares rebotan en la arena blanca de la paya y llegan hasta nuestro cuerpo.
  • Recordar siempre que no solo es la cara o el cuerpo las zonas expuestas, sino que también los labios, las orejas, el dorso de las manos.