ROBIN WILLIAMS SUFRÍA DE PARKINSON Y AÚN NO ESTABA PREPARADO PARA REVELARLO AL PÚBLICO



Robin Williams, quien murió esta semana en un aparente suicidio, padecía las primeras etapas de la enfermedad de Parkinson, señalan informes desde Los Ángeles.

En una declaración dada a conocer el jueves, su esposa, Susan Schneider, señaló que Williams también sufría ansiedad y depresión pero que había dejado de beber y consumir drogas.

Schneider agregó que el actor “aún no estaba preparado para compartir su padecimiento de Parkinson con el público” cuando murió en un aparente suicidio.

“Después del trágico fallecimiento de Robin, esperamos que otras personas encuentren la fortaleza para buscar la ayuda y el apoyo necesarios para tratar cualquier batalla que estén enfrentando para que puedan sentirse menos temerosos” indicó Schneider.


Autoridades de Marin defienden no mostrar detalles gráficos de su muerte 

Por otra parte, las autoridades del condado de Marin, en el norte de California, defendieron en las últimas horas su decisión de hacer públicos detalles gráficos de la muerte del actor estadounidense.

La oficina del alguacil del condado había recibido críticas por haber explicado a la prensa cómo murió Williams y la forma en la que fue encontrado su cuerpo. Una fuente de la oficina del alguacil de Marin aseguró que las leyes de California les obligan a hacer pública esa información.

Según recuerda desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, el pasado martes las autoridades contaron en rueda de prensa que Robin Williams había utilizado un cinturón para asfixiarse y que el cuerpo del intérprete de 63 años también presentaba heridas en las muñecas, probablemente causadas por una navaja.


(BBC Mundo)