ÁNGEL SÁNCHEZ Y CAROLINA HERRERA SE LUCEN EN LA PASARELA DE NUEVA YORK



EFE.- La alta tecnología se cruza con una florida primavera en la mente de la diseñadora venezolana Carolina Herrera, quien compartió jornada en la Semana de la Moda de Nueva York con el festival de música rock de los años sesenta, resucitado por Tommy Hilfiger y con la propuesta de Ángel Sánchez. 

"Toda la colección fue inspirada en el código cromático de una flor. La digitalicé y de ahí salen todos los colores que van a ver", aseguró a Efe antes del desfile. Esa flor era un tulipán, aunque en sus prendas, a veces suntuosas a veces minimalistas, aparecen otras muchas de la propuesta informática de Herrera. 

"La tecnología para mí es importantísima. Y estos son tecnomateriales que uno y mezclo con el chifón o el lino o el crepe. Es una colección bastante seductora y con una siluetas muy femeninas", añadió. 


La veterana diseñadora juega además con las líneas, bien a través de las costuras vistas o bien a través de hermosos juegos de volúmenes heredados de la papiroflexia. 

Faldas de un solo plisado, hombreras cuyo punto de fuga se sube hasta la mandíbula o una cazadora en la que el material parece cuartearse y desintegrarse, casi como si fueran píxeles de tejido que desaparecen por un virus en el programa del ordenador. 

Y la que parece una de las tendencias confirmadas, los colores flúor, es tomada por Herrera con precaución y filtrada por un toque de palidez. Así es el amarillo de su colección. Y en un vestido de este color juega al trampantojo creando sensación de "cut-out" con las telas color nude. 

Ángel Sánchez
El venezolano Ángel Sánchez llevó hoy a la pasarela oficial de la Semana de la Moda del Lincoln Center en Nueva York la más juvenil y refrescante de sus propuestas para la temporada primavera-verano, inspirada en "una mujer joven y divertida" caracterizada por el color, pero siempre elegante. 

"Creo que es la colección más primavera-verano que he hecho", dijo a Efe Sánchez, que por primera vez incluyó el rosa brillante en una pasarela, junto a una paleta de colores de un amarillo flúor, blanco, azul claro y estampado negro, arena y blanco, en una propuesta inspirada por la luz. 

"Son colores con los que antes tenía reservas porque me parecían muy dulces para mi estética, que siempre se transforman en cosas muy lineales", confesó sobre los colores brillantes Sánchez, conocido por sus vestidos de noche y de novia, y elegido por la venezolana Tatiana Blatnik para vestirla en su boda con el príncipe Nicolás de Grecia, como antes hicieron Eva Longoria, Roselyn Sánchez o Sandra Bullock. 

Su propuesta, que llamó "Into The Light", se compone de conjuntos de pantalones pitillo y blusas largas que pueden llevarse como vestidos, o pantalones cortos que no faltan en el guardarropa femenino con cómodas blusas amplias, así como el palazzo sobre el tobillo acompañado por un "crop top" tan de moda en el verano, y que Sánchez usó con otras piezas. 

El venezolano propone además para la primavera-verano vestidos blancos, entre ellos holgados de manga corta, escote en uve, sobre la rodilla y aberturas al frente que muestran la piel al caminar, y otros ceñidos al cuerpo sin mangas y volantes asimétricos. 

Pese a su sencillez, no falta la construcción arquitectónica de las prendas de Sánchez, que recurrió a una variedad de texturas, como la organza, el algodón, crepé y el tan de moda neopreno, que "es liviano y no se arruga, por lo que puede ir de viaje y es muy deportivo" según el modisto.

 CAROLINA HERRERA

CAROLINA HERRERA

CAROLINA HERRERA

ÁNGEL SANCHEZ

ÁNGEL SANCHEZ


ÁNGEL SANCHEZ