LOS VENEZOLANOS HICIERON SUYA LA CELEBRACIÓN DEL ESPÍRITU DE LA NAVIDAD



La celebración se ha convertido en un pretexto para el encuentro de las familias y los amigos y para concentrar energías en buenos deseos para el próximo año

Con velas color naranja, incienso de mandarina y papeles que recogen los mejores deseos para 2015 -al igual que el papel quemado que alberga los anhelos de 2014, cumplidos o no- las venezolanas y los venezolanos participan en la celebración del Espíritu de la Navidad. Científico o no -porque lo que reportan los astrofísicos es la ocurrencia del solsticio de invierno, de un día corto y una noche larga- lo cierto es que la gente hizo suya esta celebración y la desarrolla con base en las pautas comerciales o las que recomiendan las personas dedicadas al crecimiento espiritual.


“El Espíritu de la Navidad es una tradición nórdica milenaria; entre lo que se recoge de diferentes autores destaca que el Espíritu de la Navidad baja a la tierra a traer un mensaje de amor” a los seres humanos de buena voluntad, lo que ocurre “la noche del 21 de diciembre de cada año”, explica la astróloga y docente Evelyn Rodríguez, en entrevista vía correo electrónico con el Correo del Orinoco.

Por otra parte, “la llegada del Espíritu de la Navidad está relacionada con el solsticio de invierno y lo que en astrología se denomina la entrada del Sol en Capricornio, que es cuando el Sol se encuentra en la parte superior de la Rueda Zodiacal; en ese momento se produce la noche más larga del año del hemisferio norte del planeta”.
PAÍS DE RITUALES

Rodríguez opina que la introducción de esta tradición en el país tiene que ver con que en Venezuela “la mayoría de la población es ritualista”, y “por eso considero que se inicia la tradición del Espíritu de la Navidad”. Prefiere no ponerle un momento de inicio a esta práctica: “No se tiene una fecha precisa”. ¿Los años 80? ¿Los años 90?

La astróloga explica -siempre según su visión- que el solsticio de invierno “desde los tiempos antiguos en los países nórdicos produce una energía especial que les llega a los seres humanos y produce o provoca que su alma y su espíritu estén en comunión con el amor”. Rodríguez resalta que todo lo relacionado con el amor tiene una gran fuerza; esto “permite que las personas con esa fe -que muchas veces es colectiva o al menos familiar- puedan alcanzar todos los objetivos propuestos y más”.

Desde el punto de vista astrológico, refiere la docente, “con la entrada del Sol en Capricornio se abre la última puerta del año desde el punto de vista astrológico”. El solsticio de invierno, según sus cálculos, ocurrirá en Venezuela a las 6:34 pm de hoy domingo.
EN ORDEN

-¿Hay un ritual determinado para celebrar el espíritu de la Navidad? ¿Cuál recomendaría usted?

-Como ya dije antes Venezuela es un país de rituales de todo tipo; sin embargo, pienso que lo más importante es la mente y el sentimiento que se tenga al momento de celebrar el Espíritu de la Navidad.

A quienes quieran reunirse para celebrar el Espíritu de la Navidad, Rodríguez les propone seguir con algunas recomendaciones:

*Que el sitio donde se realice el encuentro esté ordenado y limpio.

*Que la mesa para la cena o el compartir esté decorada con flores rojas, anaranjadas o amarillas, y velas del mismo color.

*“Cuando todos estén listos y reunidos para iniciar la reunión alrededor de la mesa, deben dar la bienvenida al Espíritu de la Navidad; particularmente sugiero que siempre tengan presente que es una energía de amor y que pudieran visualizar a Jesucristo como el hijo de Dios que todo lo puede”, apunta.

*Las personas que participen -y que tengan fe en que la concentración en algunos objetivos puede ser efectiva- pueden hacer una lista de peticiones. “Deben estar por la humanidad, por tu país, por los enfermos, por tu comunidad, por los gobernantes, por tu familia y por ti”, propone Rodríguez.

Como la imaginación es el límite “puedes hacer tantas peticiones como desees y sobre los temas que desees; este papel de peticiones puedes guardarlo para verlo el próximo año o simplemente desecharlo”. Después de las peticiones “se puede decir una oración; particularmente yo diría que aquella que salga del fondo de tu corazón”.


T/ Vanessa Davies

www.correodelorinoco.gob.ve