LA RIVALIDAD ENTRE RIHANNA Y BEYONCE, PICA Y SE EXTIENDE



Entre ambas divas hay una rivalidad para muchos evidente

Luchan por colocar sus temas en el número 1

También por ser la más sexy de la alfombra roja

Rihana tuvo, supuestamente, un idilio con el marido de Beyoncé
Entre algunos de los vídeos y temas de Beyoncé y Rihanna hay un paralelismo indudable. El movimiento de curvas, el exhibicionismo en ascenso, la carga erótica y el ego propio de dos divas elevado a la enésima potencia. Pero detrás de esos matices compartidos se percibe también un rastro de competencia, de enfrentamiento, de pelea de gatas en el barro... La misma guerra que muchos, de forma sucinta, implícita y más bien silenciosa, ven en la relación de las dos grandes estrellas fuera de cámara.

Bien lo sabe el rapero, cantante y compositor Ne-Yo, que ha trabajado con las dos, pero que parece más inclinado hacia el estilo de la cantante de Barbados. "Es una competencia de la que no se habla", dijo en una entrevista reciente para Capital Xtra, una emisora de radio londinense. "No siento que estén en competencia la una con la otra, pero el mundo de alguna forma crea esa rivalidad entre las dos. Así que Beyoncé salió con un álbum masivo al que le fue de forma increíble, y todo el mundo empezó a preguntarse: '¿Y ahora qué va a hacer Rihanna?'".


El novio que la pegaba, su supuesto idilio con el marido de Beyoncé... Rihanna sabe hacer de la polémica un arma publicitaria

A esa especie de tensión en la industria se sumaron los medios sensacionalistas después delincidente de la hermana de Beyoncé, Solange, grabada en el ascensor de un hotel golpeando a su cuñado Jay Z por querer asistir a una fiesta de Rihanna sin su mujer. La conclusión posterior es que el millonario rapero se estaba entendiendo con la joven caribeña, aunque la cuestión después se quedó en el burdo rumor.

Es más, Beyoncé decidió aclarar el panorama publicando una foto junto a su presunta rival en Instagram, posando en actitud amistosa tras una gala. Aún así, las comparaciones entre ambas -pese a los siete de años de diferencia en favor de la texana, 33 frente 27- son continuas en medios y redes sociales.

Ya hace tres años, la revista "Rolling Stones" comenzó a estudiar el fenómeno de ambas divas en su afán por controlar la industria de la música, dejando patente el dominio de Beyoncé por su popularidad ya establecida, pero sin menospreciar el descaro y la conexión con las masas de la joven Rihanna.

De hecho, apuntan a que desde que su exitoso tema "Umbrella" viera la luz en 2007 (curiosamente junto a Jay Z), la solista no ha dejado de tener un éxito sonando en las radios, producto de la insistencia de su mánager por producir material de forma constante. "Creo que te vuelves desechable si sacas un álbum cada tres años", decía entonces.
Escándalos que dan millones

Pero no sólo ha sido la música en su caso. También han ayudado los escándalos, como la compleja relación que mantuvo durante años con el cantante Chris Brown. Pese a la paliza que le propinó en la previa de la gala de los Grammy, Rihanna le perdonó y volvió a dejarse ver en actitud lasciva en un discoteca de Nueva York muchos meses después. Además, se filtraron una imágenes suyas de una sesión de fotos subidas de tono, completamente desnuda y marcando curvas. Esa falta de pudor ha sido también recurso en multitud de alfombras rojas y vídeos musicales. Cualquier cosa para mantenerse en la picota.


Beyoncé Knowles (33) es la absoluta ganadora en una batalla, al menos: factura 115 millones de dólares al año frente a los 48 de Rihanna

De ahí, sus 48 millones de dólares al año condecorados con una gran variedad de premios musicales, sólida y en pleno ascenso ahora que acaba de debutar poniendo su voz para un personaje animado en Home, la nueva cinta de Dreamworks a la que también le puso música.

Pero aún tiene un largo camino que recorrer para alcanzar a la reina, a la dominadora del momento. A sus 33 años, Beyoncé factura 115 millones de dólares al año no sólo por su música, sino por contratos millonarios con marcas como Pepsi y H&M. Está, quizá, en el mejor momento de su carrera, sin permitir que Rihanna le haga demasiada sombra.

Eso sí, es probable que no le haga mucha gracia que aún se diga que su rival y su marido son amantes clandestinos. Algo de roce debe haber.

elmundo.es