PAUL WALKER ESTUVO A PUNTO DE ABANDONAR RAPIDOS Y FURIOSOS



Fast and Furious 7 está arrasando en todo el mundo y los últimos rumores ya hablan de una octava entrega que se rodaría en Nueva York. Para los fans y seguidores de la exitosa saga será extraño no volver a Paul Walker en pantalla pero lo cierto es que el actor pensó en abandonarla años antes de su muerte.


Walker falleció en noviembre de 2013 pero dos años antes consideró dejar a un lado su papel de Brian O´Conner. Fast and Furious 5 acababa de estrenarse con éxito en los cines y durante una entrevista con LA Times confesó que estuvo a punto de rechazar la oferta.

"Creía que había pasado de moda. Estábamos hablando sobre mi participación en la cuarta (con los ejecutivos) y yo pensaba ` ¿me están tomando el pelo?´ Obviamente, hicimos la primera que funcionó dentro de la cultura pop y la audiencia juvenil. Pero las tendencias cambian de la noche a la mañana. Nueve años después me preguntaba si todavía teníamos audiencia (para la saga)".

Las dudas de Paul Walker tenían aún más sentido debido al fracaso de A todo gas: Tokyo Race, que aunque no contó con su participación y Vin Diesel solo hizo un cameo, mermó el éxito de la saga y puso en duda su continuación.

Pero evidentemente, Paul encontró su respuesta tras el estreno de Fast and Furious 5 que cosechó más de 600 millones de dólares en todo el mundo. Fast and Furious 6 recaudó 790 millones y la séptima entrega va camino a igualarlas o superarlas. Todavía había audiencia interesada en la saga entonces, y todavía la hay.

Imagen: ©Universal