EL PRÍNCIPE MÁS RICO DE ARABIA SAUDÍ DONARÁ SU FORTUNA DE 35.000 MILLONES DE DÓLARES DESTINADOS A OBRAS DE BENEFICENCIA


El príncipe Al Walid bin Talal al Saud, sobrino del rey Salman de Arabia Saudí, considerado por la revista Forbes el hombre más rico del reino, anunció que donará toda su fortuna de 35.000 millones de dólares a una fundación para que la administre en beneficio de obras de caridad.

El príncipe, que viene de cumplir 60 años, está divorciado y tiene dos hijos, convocó a conferencia de prensa, para adelantar que la fortuna irá a la Fundación Humanitaria Al Walid, aunque no estableció una fecha precisa para el traspaso de los fondos.

“Este compromiso filantrópico de 32.000 millones de dólares va a ayudar a tender puentes para la comprensión cultural, el desarrollo de comunidades, el incremento de la autonomía de la mujer, la promoción de los jóvenes, el suministro de ayuda en caso de catástrofes naturales y la creación de un mundo más tolerante (…) Esta donación será asignada mediante un plan a desarrollar en los próximos años y supervisada y gestionada por un consejo de administración”, afirma el príncipe en un comunicado distribuido a la prensa en la capital de reino saudí, Riad.
El 34º de la lista de los más ricos del mundo

Presentado por la revista Forbes como el 34º multimillonario más rico en el mundo, la publicación señala no obstante que la fortuna que tiene el magnate es bastante menos de lo que declara: tendría solo unos 28.400 millones de dólares.

En su carácter de máximo ejecutivo de la Kingdom Holding Co, el sangre azul árabe se ocupa de negocios tan diversos como el parque de atracciones Euro Disney, la cadena de hoteles Four Season, el banco Citigroup y el grupo mediático News Corporation, entre otros emprendimientos. Sus propiedades inmobiliarias en Arabia, están entre las más cotizadas del país. Kingdom Holding tiene además participación en Twitter y grandes cadenas hoteleras en Estados Unidos y Europa.

Entre los bienes más publicitados por los medios árabes, el príncipe tiene un Boeing 747, diseñado especialmente que luce en el sitial principal del amplio comedor un trono de oro, en el que recibe a los invitados. Lo usa para desplazamientos de placer, en tanto para viajes más rápidos usa su A Hawker jet, de última generación.

http://www.lr21.com.uy/