ASÍ REACCIONAN EN EL LÍBANO A LA BODA DE UNA NIÑA DE 12 AÑOS CON UN HOMBRE DE 41



El escenario es hermoso: un malecón con vista al Mediterráneo, por donde numerosas personas pasean o se ejercitan. Otras se sientan en bancos flanqueados por palmeras frente al mar.

Está situado en Beirut, y es un sitio popular entre los libaneses para las fotos de sus bodas, pero la pareja que vemos en el video es muy peculiar. La novia, vestida de blanco y con velo, tiene apenas 12 años; el novio, 41.

Mientras la extraña pareja posa para las fotos nupciales, otro fotógrafo capta las reacciones de los transeúntes.

Muchos pasan de largo sin inmutarse. Un hombre le pregunta al novio “¿es tuya?” y luego lo felicita.

Pero otros se indignan. Un par de hombres interpela primero al fotógrafo, y luego al novio. “Eres como su abuelo”, le espeta uno, a lo que este responde, “eso no es asunto tuyo”. El segundo hombre lo amenaza: “una palabra más y te lanzo al mar”.

Poco a poco se va congregando un nutrido grupo de personas en torno a los novios. Un hombre le pregunta a la niña “¿Bonita, te quieres casar?”.

Una mujer se nota particularmente enfadada y le pregunta a la chica, “¿Dónde están tus padres? ¿Dónde está tu madre?”. Cuando el novio le dice que no es asunto suyo, la mujer responde: “¡Claro que es asunto mío! ¡Sólo tiene 12 años! Yo estaba trotando pero me quedé congelada cuando la vi”.

“La ley lo permite”, dice el novio.

“¿Qué ley?”, pregunta la mujer, airada. “Me la llevo. Todos nos vamos con ella. No me puedo ir. Ella es como mi hija”.

El video, afortunadamente, no representa una boda real. Fue preparado por la organización caritativa libanesa Kafa (que en árabe quiere decir “Basta”), para crear conciencia sobre el matrimonio infantil en el Líbano.

La edad de consentimiento en el país es fijada por los tribunales religiosos y recientemente se ha visto un drástico aumento en las bodas de niñas refugiadas sirias con hombres libaneses. Hay más de un millón de refugiados sirios en el país.

Se casan porque es “una boca menos que alimentar” para aliviar a sus familias afectadas por la pobreza, dijo Jihane Latrous, especialista en protección infantil de UNICEF, al diario británico The Daily Mail.

El matrimonio en la infancia pone a las niñas en mayor riesgo de complicaciones durante el embarazo, así como a expensas de abuso doméstico y violación, además de que frena su educación, agregó otro portavoz de UNICEF, Robert Jenkins.

Líbano está tratando de abordar el problema otorgando a las autoridades civiles mayor poder en un área que durante mucho tiempo ha estado controlado por clérigos religiosos. Una nueva ley redactada el año pasado requiere que un juez civil, así como los tribunales religiosos, aprueben un matrimonio, pero la iniciativa legal aún no ha sido aprobada.

Mientras tanto Kafa continúa concientizando a la sociedad libanesa y al mundo sobre el problema.