ENTRE ALABANZAS, DEVOCIÓN Y FE AVANZA PROCESIÓN DE LA DIVINA PASTORA


Previo al comienzo de la procesión, la imagen de la virgen fue sacada de la iglesia de Santa Rosa hasta la Plaza Bolívar. La virgen salió en su trono vestida con un manto blanco, beige y vinotinto, con su niño en los brazos, su bastón y sus pastores, en medio de cantos, aplausos y admiración por parte de la gran cantidad de devotos presentes.

Barquisimeto.- La procesión 160 de la virgen Divina Pastora, la patrona espiritual de los larenses, se inició cerca del mediodía de este jueves 14 de enero en el pueblo de Santa Rosa y va rumbo a la Catedral de Barquisimeto, en Lara, en un multitudinario recorrido de 7,5 kilómetros con la imagen de la virgen sobre los hombros de su pueblo desbordado de amor, devoción y fe.

La virgen comenzó su peregrinación entre oraciones, cantos, aplausos, cohetes que estallaron en el cielo barquisimetano y plegarias de la feligresía congregada en la iglesia de Santa Rosa, el santuario de la Divina Pastora.

La imagen salió por la calle principal de este poblado, camino a la intercomunal Barquisimeto-Cabudare, donde una multitud de feligreses la espera para iniciar la masiva peregrinación por la avenida Lara de Barquisimeto.

Previo al comienzo de la procesión, la imagen de la virgen fue sacada de la iglesia de Santa Rosa hasta la Plaza Bolívar del pueblo, en horas de la mañana. La virgen salió en su trono vestida con un manto blanco, beige y vinotinto, con su niño en los brazos, su bastón y sus pastores, en medio de cantos, aplausos y admiración por parte de la gran cantidad de devotos presentes en el pueblo.

Luego de la misa de despedida del pueblo de Santa Rosa, la imagen de la virgen comenzó su largo recorrido bajo los hombros de su amoroso pueblo.

Previo a esta misa, decenas de feligreses permanecieron en vigilia entre la noche de este miércoles y la madrugada del jueves, esperando a los primeros peregrinos que llegaron al pueblo para la procesión. También hubo la tradicional carrera, desde el monumento El Obelisco de Barquisimeto hasta el pueblo de Santa Rosa.

Elvis Colina, un joven de 19 años de edad, llegó a la iglesia de Santa Rosa en la tarde de este miércoles para la vigilia en el templo. Amaneció este jueves en la iglesia junto con un grupo de amigos y amigas.

"Siempre hacemos la vigilia y luego hacemos toda la procesión, como parte del compromiso de amor con la Divina Pastora", aseveró Colina, quien estudia y trabaja, reseñó AVN. Resaltó que la Divina Pastora "es la madre de todos. Nos acompaña, nos guía y nos protege".

Algunas niñas y también adultas visten de pastoras en la procesión, a manera de pagar peticiones solicitadas a la Virgen. Los niños y los hombres cumplen sus promesas vestidos de nazarenos. Hay otros que caminan descalzos, también se encuentran los que caminan de rodillas un tramo de la procesión.

La peregrinación de la virgen Divina Pastora, que se realiza cada 14 de enero en Barquisimeto, es uno de los actos más multitudinarios de amor, devoción y fe católica del pueblo venezolano.
ón y fe
Esta peregrinación masiva es sólo comparada en América Latina con la concentración de la Virgen de la Guadalupe, en México, y con las festividades de Nuestra Virgen de Fátima de Portugal, en Europa.

La movilización religiosa se realiza por las avenidas Lara, Morán y Venezuela. Se prevé la presencia de más de 2 millones 500 mil personas. La peregrinación se cumple entre cantos, plegarias y alabanzas de la feligresía.


EL UNIVERSAL