Esto es lo que debes hacer cuando ganas la lotería, según un abogado



¿Quién no quiere ganar la lotería y vivr de una manera desahogada? Todos imaginamos que tras llevarnos un buen pico en los Euromillones, en la Lotería de Navidad o en la Primitiva, nuestra vida va a ser mucho más fácil. Pero no tiene por qué ser así: muchos afortunados han visto como su existencia se complicaba de manera brutal por culpa de no saber qué hacer con la lluvia de millones que se les ha venido encima. 

El abogado estadounidense Jason Kurland se ha especializado en ayudar a todos esos nuevos ricos y que no malgasten sus millones. El experto legal ha concedido una entrevista a la edición estadounidense de la revista Vice en el que da sus consejos para todos aquellos que hayan ganado la lotería.

Lo primero que recomienda Kurland tras saber que se ha ganado la lotería es firmar la parte de atrás del boleto: “Los tickets de la lotería funcionan como instrumentos al portador negociables (como si fueran un cheque) - y técnicamente cualquiera que lo porte puede ser declarado ganador-. Si firmas la parte de atrás, estarás garantizando que es tuyo. Es algo que recomiendo a todos los ganadores, pero también les digo que dejen un pequeño espacio arriba por si quieren cobrar el premio en nombre de algún fondo o entidad”. 

Esta última opción es la mejor para el letrado, ya que así se asegura que el verdadero ganador permanezca en el anonimato: el organismo de loterías pagará todo el premio a una empresa o a un fondo y el ganador puede esconderse detrás. Esta opción solo es interesante en Estados Unidos, ya que en España los premios se pagan al portador y se respeta el anonimato del premiado: jamás se publica su nombre. Es cierto que en los últimos años algún periódico ha publicado noticias sobre algunos afortunados, pero han llegado a ellos tras realizar una investigación periodística, no tras consultar alguna base de datos oficial. 

A continuación, Kurland recomienda borrarse por completo de Internet. Aunque se haya conseguido mantener el anonimato, puede que en un futuro algún descuido haga que el nombre del ganador se conozca. Y en estos tiempos de redes sociales, las consecuencias pueden ser fatales.“Cualquiera podría llegar a tener la foto de Facebook de una familia de millonarios, o podría saber dónde viven y presentarse a pedir dinero”, asegura el abogado. 

Tras firmar el boleto y eliminar el rastro en la Red, el experto asegura que lo más importante es buscarse un quipo formado por un abogado, un planificador financiero y un contable. “Cuánto mayor sea el premio, más necesitarás a estas personas. No le digas a nadie que has ganado. Prepárate para que todo vaya a cambiar y solo díselo a los familiares más cercanos. Ese momento en el que sabes que has ganado y todavía no se lo has dicho a nadie es el último que vas a tener para intentar mantener tu vieja vida”. 

Kurland, que ha asesorado a una persona que ganó 300 millones de dólares (264 millones de euros) en Rhode Island (Estados Unidos), asegura que también hay que estar muy atento a la fecha de caducidad del billete. En su país suele ser de 6 meses, mientras que en España es de 3 meses.



Cuidado con dejar el trabajo
El abogado desaconseja totalmente acudir a un medio de comunicación o conceder entrevistas. Para él, el primer paso más inteligente tras recibir el dinero es acabar con las deudas que se tengan y no empezar a malgastarlo. “Mucha gente piensa que debe comprar casas a toda su familia.Pero a lo mejor hablan con un consultor y les dice que es mejor no hacerlo. Que quizás lo más inteligente sea invertir gran parte de la suma y hacerlo crecer. Tampoco es recomendable actuar de manera impulsiva: muchos creen que lo mejor es dejar el trabajo, pero luego se dan cuenta de que en realidad no querían irse”.

Mucho ojo con los timos
En la entrevista también habla de los que han ganado la lotería y en seguida se arruinan. “Muchos no saben que Hacienda se lleva parte de su dinero (en Estados Unidos cerca del 50%, en España, un 20%). También les pueden decir que si invierten 10 millones en una propiedad, conseguirán 30 millones en en 5 años. Lo hacen y tras pasar ese tiempo se encuentran con que en realidad su precio ha bajado a la mitad, porque no saben cómo funciona el mercado inmobiliario”. 

Para todos ellos tiene la misma solución: “Que contraten un abogado y que el sea el tipo que dé las malas noticias. Un profesional con el que se hable sobre lo que se quiera hacer y sobre si es posible. Así también se evitan los timos, que pueden tener forma de inversión atractiva que en realidad luego termina siendo nada”.




https://es-us.finanzas.yahoo.com