Cocinero venezolano cuenta como ha sido su experiencia en el prestigioso reality Máster Chef



Master Chef es una competencia para cocineros amateurs. Y Alejandro Toro, de 27 años de edad, lo es. También es fotógrafo, actor y locutor. Pero dice que, como la mayoría de los venezolanos, creció alrededor de la cocina: “Ese era el punto de encuentro de mi familia y es el lugar donde mejor me siento”.

En el quinto capítulo de la séptima temporada de Master Chef, los jueces Gordon Ramsey y Christina Tosi, junto con el cocinero invitado Aaron Sánchez, probaron arepas. Estaban hechas con semillas de calabazas. Una estuvo rellena de mariscos; otra de caraotas negras, queso blanco y aguacate; y la última de bistec de falda con salsa de mango.

“Me encantó la manera en la que tomaste un plato que los venezolanos comen diariamente y lo hiciste tuyo”, dijo Tosi. “La sacaste de jonrón”, aseguró Sánchez. Esos elogios estuvieron dirigidos al venezolano, quien compite en la versión estadounidense del reality de cocina.

Alejandro Toro Nació en Miami, de padre puertorriqueño y madre venezolana, pero fue criado en Venezuela. En 2011 volvió a Estados Unidos. Ese fue un punto de inflexión en su vida. Hasta ese momento el joven había trabajado en el restaurante de su madre, aunque en la parte administrativa. “De todero”, especifica. La nostalgia lo hizo comenzar a recrear los platos de su infancia.

Las razones que llevaron a Toro a abandonar el país fueron las mismas que alejan a muchos venezolanos de su familia: la constante búsqueda de mejores oportunidades. “Era estudiante de Comunicación Social y sentí que mi campo laboral se reducía cada vez más. Siempre le tuve mucho miedo a la inseguridad jurídica. Vi cómo gente que llevaba años sacando su negocio adelante lo perdía, eso siempre me dio miedo. Entre esa gente mi madre. Por eso entendí que tenía que irme de Venezuela para lograr mis sueños”, cuenta por correo electrónico.

Cree que fue una buena decisión audicionar para Master Chef. Revela que la paciencia fue la clave en el proceso. Fueron 5 rondas –y miles de contendores– las que tuvo que superar para quedar entre los 40 seleccionados que comenzaron en el programa. Actualmente es uno de los 14 que continúan en la lucha por el título.


Con información de El Nacional