La mujer que ha gastado más de un millón de dólares para vivir rodeada del color rosa



¿Vivirías en un mundo monocromático, rodeado de objetos de un único color?

Lo que para muchas personas parecería una pesadilla, para Kitten Kay Sera, de 52 años, es un modo de vida.

Kitten Kay Sera. Foto de su página de Facebook.



La mujer -cuyo nombre artístico se traduciría como Gatita Kay Sera- reside en Hollywood, California, y ha pasado las tres últimas décadas rodeada del color rosa.

Todo comenzó hace 35 años, y la familia de Sera pensó inicialmente que se trataba de un capricho de jovencita. Pero no lo fue.

“Me gustó la combinación y pensé en hacer un experimento. A finales del año ya llevaba todo rosa y me encantó”, contó al diario británico The Daily Mail. "El experimento me hizo darme cuenta de la cantidad de dinero que estaba gastando en ropa que nunca llevaba, que no se adaptaba a mi piel; el uso de un solo color me hizo sentir fuerte y eliminó el estrés de decidir qué ponerme”. 



De modo que su rutina, en un mundo monocromático, es más o menos así: se levanta de su cama con sábanas, almohadas y edredones de color rosa, se coloca su albornoz del mismo tono y se dirige al baño.

Allí, después de lavarse la cara con jabón de color rosa en el baño de color rosa y usar papel higiénico de ese tono, se dirige a alimentar a su mascota, Miss Kisses -teñida de rosa-, sirviéndole la comida en un recipiente de color rosa antes de preparar su desayuno usando vajilla y cubiertos de ese color, y tras encender la radio, también rosada, para ponerse al día.


Tiene un vasto guardarropa de color rosa -y su perrita también- así como maquillaje y creyones labiales de las más diversas tonalidades del rosa. A Kay Sera le gusta variar un poquito, pero no llega hasta el tono fucsia, pues le parece demasiado rojo.

La mujer confiesa que ha gastado cientos de miles de dólares en ropa, bolsos, guantes, bufandas, ropa interior, botas y zapatos. 

"Me considero con orgullo un flamenco rosado en un mundo de palomas,” dice ella. “Siempre ha sido mi sueño e incluso he vendido mi auto para venir a Hollywood y empezar mi carrera, pero nunca mis artículos de color rosa”.

Hasta ahora, asegura, ha gastado más de un millón de dólares en adquirir productos de ese color.

Pero también muchos fabricantes se acercan a ella, y le regalan sus productos para pedirle que los use y exhiba.

“Todo se suma y la gente de todo el mundo me está enviado constantemente artículos de color rosa”, dice.

Su posesión más preciada es un vestido rosa que llevaba Audrey Hepburn. "No tiene precio”, asegura.

La Reina de Rosa ya se está convirtiendo en una celebridad, posando con Paris Hilton, Ruby Rose, Ellen von Unwerth.

“Las casas de moda, como Moschino, constantemente me piden que participe o preste mi casa para sesiones de fotos”, dijo.

Además, Kay Sera trabaja prestando su voz para grabaciones en off. Pero eso no es todo.

“Soy cantante y aparezco en las películas. Está en mi contrato que yo sólo visto color rosa y estoy grabando un álbum", en el que contará con la participación de su amiga, la estrella Beyoncé. Ambas son originarias de Houston.

Y por si fuera poco, también está escribiendo un libro sobre las aventuras de su perrita en el mundo del ser humano más rosa, que debe salir estas navidades.


Eso, unido a una fuerte presencia en las redes sociales, han hecho a Kay Sera cada vez más conocida. 


“El rosa se ha convertido en mi vida y tengo que admitir que es un alivio”, afirma.

Pero también reconoce que quiere dejar una huella peculiar.

“Sólo se vive una vida y yo quiero la mía para recordar y contar, así que soy la Señora Rosa del Mundo. ’

http://elviralero.tumblr.com