¿Qué lío se traían ayer Kanye West, Taylor Swift y Kim Kardashian en redes sociales?



Probablemente ayer en la noche se enteraron que Kanye West, Taylor Swift y Kim Kardashian ocupaban los trending topics en varias redes sociales. Sabemos ustedes, nuestros lectores, son finos, distinguidos y si fueron a la escuela, por lo que seguramente no tenían ni idea de qué estaba pasando.

Lo sabemos, las noticias en las que están inmiscuidos Kanye West y Kim Kardashian siempre están bien chakas. Y si agregas a Tayor Swift en la ecuación el resultado es todavía peor. Pero pues, qué le va uno a hacer, seguramente hoy cuando llegues a la oficina muchos estarán hablando del tema. Si para sentirte integrado quieres formar parte de esta charla poco culta, te traemos la historia de cómo estas ‘celebridades’ están haciendo el ridículo en redes sociales.

Todo comenzó cuando hace unos años cuando en una entrega de premios MTV, Taylor Swift agradecía haber recibido un galardón al mejor video del año cuando Kanye West subió al escenario y dijo que la reconocida debió haber sido Beyoncé:

“Taylor, estoy muy contento por ti, voy a déjate terminar, pero Beyonce tiene uno de los mejores videos de todos los tiempos”.


Sí, Kanye es como ese niño gordo que siempre quiere lucirse en las fiestas.

Desde entonces Kanye y Swift ocasionalmente se dan sus raspones (y no de los chidos). El más reciente fue en febrero cuando el rapero lanzó una canción llamada Famous, que en una de sus líneas dice la poética y fina frase:


“I think that me and Taylor might still have sex / I made that bitch famous” (Algo así como “Creo que Taylor Swift y yo aún podemos tener sexo, al fin y al cabo yo hice famosa a esa perra”).

Esta frase fue suficiente para que se desatara todo un drama, ya que como todos saben, Taylor parece jarrito de Tlaquepaque y cualquier cosilla la pone de malas. En este caso, el ser incluida en la canción hizo que ella manifestara su desacuerdo por el mensaje misógino. En respuesta, Kanye comentó que la misma Taylor había aprobado la letra de la canción en una llamada telefónica, cosa que ella negó una y otra vez.

Incluso el representante de Swift señaló:


“Kanye no llamó para pedir aprobación sino para pedir a Taylor que lanzase su single Famous en su cuenta de Twitter (…) Ella se negó y le advirtió sobre publicar una canción con un mensaje tan misógino. Taylor nunca estuvo al tanto de la letra real”.

Todo empeoró ayer cuando Kim Kardashian, como buena señora mitotera, entró en defensa de su marido y en Snapchat subió varios videos donde vemos a Kanye hablando vía telefónica con Taylor. Ahí el rapero le pregunta si podía usar la frase “I feel like me and Taylor might still have sex”.

Ella respondío que le preocupa la sobreexposición, aunque West la convenció de que sería exposición ‘de la buena’. Finalmente parece que ella aprueba y hasta se dijo halagada.


– Es como un cumplido. Aprecio realmente que me lo digas, es muy amable.

– Tenía una responsabilidad contigo como amigo. Gracias por ser tan genial sobre esto.

Aquí los snaps:



Con estos videos muchos internautas comenzaron a decir que Taylor había mentido, pues en efecto, sí había dado su aprobación para aparecer en la canción. Sin embargo, Swift después publicó ‘su verda’ en Instagram y Twitter:




“¿Dónde está el video de Kanye diciéndome que me va a llamar ‘esa perra’ en su canción? No existe porque nunca ocurrió. No se puede controlar la respuesta emocional del alguien a quien llaman ‘esa perra’ en frente de todo el mundo.

Por supuesto que yo quería que me gustase la canción. Quería creer a Kanye cuando me dijo que me encantaría la canción. Quería tener una relación amistosa. Él prometió que reproduciría la canción para mí, pero nunca lo hizo. Aunque quería apoyar a Kanye en la llamada, no puedes ‘aprobar’ una canción que no has escuchado. Ser presentada falsamente como una mentirosa cuando nunca conocí la historia completa ni escuché ninguna parte de la canción es difamación.

Me encantaría ser excluida de este relato del que nunca pedí formar parte, desde 2009”.

Pues sí, todo fue por “esa perra” (por la frase, pues).

Y nada, ese fue el chisme del que ayer tooooodo mundo hablaba, la verdad ni era para tanto.

http://www.sopitas.com/