Kate del Castillo solicita al gobierno mexicano que cierre el caso que la relaciona con El Chapo



La actriz Kate del Castillo le solicitó al gobierno de México que le retire las acusaciones de obstrucción de la justicia y lavado de dinero, relacionadas con su reunión del año pasado con el narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Del Castillo ha pedido un mandato judicial que le exija a los fiscales "que la acusen de un delito o cierren la investigación penal", afirmaron el martes los representantes de la actriz en un comunicado.

"La Procuraduría General de la República de México ha violado constantemente su derecho al debido proceso al filtrar a la prensa información de la pesquisa, y violado su presunción de inocencia", se afirma en el texto.

Los medios de comunicación en México publicaron hace unos meses una serie de mensajes de texto aparentemente de flirteo entre ella y Guzmán que fueron filtrados.

Las autoridades mexicanas han dicho que están investigando un posible lavado de dinero que habría involucrado a Guzmán y a un negocio de tequila de Del Castillo, y han buscado interrogar a la actriz. Han dicho que ella es considerada una testigo, y no ha sido acusada de ningún delito.

Se ha emitido una especie de citatorio para que Del Castillo sea interrogada, pero ella, que es ciudadana estadounidense por naturalización, ha permanecido en Los Ángeles, donde vive. Su abogado en Estados Unidos dice que su cliente no tiene nada que ocultar y está dispuesta a hablar con las autoridades mexicanas.

Del Castillo organizó la entrevista del actor Sean Penn con el Chapo en octubre, mientras el líder del cártel de Sinaloa estaba prófugo tras haberse escapado por segunda vez de la cárcel. Fue capturado de nuevo en enero.

Con información de Diario 2001