Una nueva vacuna acerca aún más la cura 'funcional' del VIH



Una nueva vacuna acerca aún más la cura 'funcional' del VIH

La inyección actuará sobre una proteína esencial para la replicación del VIH. El objetivo es que el sistema inmune del paciente sea capaz de mantener el virus a raya sin necesidad de medicarse de por vida. Hay esperanza en la lucha contra grandes enfermedades.

La cura ‘funcional’ del VIH podría estar más cerca gracias a una nueva vacuna que está en la segunda fase del ensayo clínico y que ha mostrado buenos resultados, según el estudio que los investigadores del ensayo publican este jueves en la revista científica Retrovirology. Cuantas más proteínas Tat haya en el torrente sanguíneo, antes y más rápido se replicará y el sida aparecerá antesLa vacuna se ha administrado en tres dosis con diferencias de un mes y se ha hecho un seguimiento de 48 semanas desde la primera inmunización. Se ha comprobado que induce a la aparición de anticuerpos anti-Tat. La proteína Tat es fundamental en la expansión del virus y, también, en que se mantenga la infección. Las células T CD4 son las que el virus VIH enfecta para poder replicarse. Como resultado de la entrada del virus, la célula sintetiza una proteína denominada Tat, que después se propaga por la sangre. Esta proteína es indispensable para la replicación del virus. Por lo que cuantas más proteínas haya en el torrente sanguíneo, antes y más rápido se replicará y la enfermedad del sida aparecerá más pronto. En 2008 se empezó la segunda fase de este ensayo clínico con 155 pacientes vacunados en Italia, donde se ha desarrollado la vacuna. Después de siete años se ha podido observar que los "efectos beneficios de la vacunación persisten" con el tiempo, explica a 20minutos Barbara Ensoli, directora del Centro Nacional de Sida del Instituto Superior de Sanidad italiano e investigadora principal de este estudio. "Aún el 50% de los vacunados presentan anticuerpos anti-Tat, las células T CD4 continuan aumentando y se mantienen en niveles altos y el ADN proviral (el virus en reservorios) ha disminuido de forma constante estos años". Segundo grupo de estudio Ahora, estos datos parecen confirmarse en un segundo grupo de estudio, según se publica hoy en Retrovirology. En este caso, la investigación se ha realizado en Sudáfrica con 200 pacientes con VIH. Gracias a los resultados de esta segunda prueba, los investigadores podrán "verificar los mismo parámetros y analizar y comprar estos resultados con el estudio italiano", afirma Ensoli. "La vacuna aumenta la esperanza de una cura funcional para el sida", señala Ensoli. La vacuna aumenta la esperanza de una cura funcional para el sidaLos investigadores buscan con la administración de la vacuna que los pacientes se traten durante un tiempo y después su cuerpo sea capaz de mantener a raya la infección por sí mismo, es decir, que se encuentre una cura ‘funcional’. Aunque no cura de forma definitiva, pero supondría evitar que los pacientes con VIH deban medicarse toda la vida, con las consecuencias que el tratamiento crónico conlleva, como olvidar tomar los fármacos, por ejemplo. Por otra parte, "en los estudios preclínicos (con monos), se ha visto que la vacuna también tiene el potencial de prevenir la infección, pero ahora estamos centrados en su uso terapéutico", explica Ensoli, lo que no descarta que en un futuro se pueda investigar esta otra propiedad. La siguiente fase del ensayo clínico comenzará en cuanto los investigadores consigan los 15 millones de euros necesarios.