Los empleados de Amazon duermen en tiendas de campaña cerca de un almacén escocés para ahorrar



Amazon ha sido acusada de crear “condiciones de trabajo intolerables”, después de que saliera a la luz que algunos de sus empleados viven en tiendas de campaña, pasando frío, cerca de uno de sus centros de distribución.

En el bosque próximo al almacén del gigante minorista online, situado en Escocia, se han visto al menos tres tiendas de campaña.

Las imágenes se hicieron públicas al saber que la empresa suele multar a los trabajadores que piden días de descanso por enfermedad.

Amazon ha desestimado las acusaciones y ha afirmado que valora a sus empleados de Dunfermline, en Fife (Escocia).

Un trabajador explicó que pernoctan en tiendas de campaña porque es más fácil y más barato que viajar desde Perth. Añadieron además que la empresa es un “mal empleador” y criticaron sus prácticas laborales.

Willie Rennie, líder del Partido Liberal Demócrata escocés, comentó: “Amazon debería avergonzarse por lo poco que le paga a sus empleados, quienes se ven obligados a acampar fuera durante el invierno para poder llegar a fin de mes. Amazon necesita hacer un examen de conciencia y cambiar sus mecanismos de trabajo”.

“Ellos pagan muy pocos impuestos y han recibido millones de libras esterlinas del gobierno del Partido Nacional Escocés, lo menos que pueden hacer es pagarles a sus empleados un salario digno”.


“Las tarifas que la compañía cobra por transportar a sus empleados consumen gran parte de su salario semanal, de manera que los obligan a buscar alternativas cada vez más desesperadas para lograr que lo que cobran rinda lo máximo posible”.


Agregó: “Esto confirma que Amazon ha creado condiciones de trabajo intolerables para muchos. La empresa no parece estar interesada en conservar a sus trabajadores durante mucho tiempo ya que los utiliza hasta que no pueden más. Han creado una cultura de opresión en la cual la dirección y algunos empleados presionan demasiado al resto de los trabajadores”.

Durante la temporada festiva se han generado 4.000 puestos nuevos en Amazon para poder gestionar el incremento de pedidos por Navidad. Los trabajadores temporales están siendo reclutados por instructores de Glasgow, Dundee y Stirling.

Se conoce que la empresa cobra 12,69 dólares diarios por transportar a sus empleados.

Un portavoz de Amazon dijo: “Amazon ofrece un lugar de trabajo seguro y confortable. La seguridad y el bienestar de nuestros trabajadores fijos y temporales es nuestra máxima prioridad”.

“También estamos orgullosos de haber sido capaces de crear, durante los últimos cinco años, miles de nuevos puestos de trabajo fijos en nuestros centros de distribución en el Reino Unido”.

“Pagamos salarios competitivos, todos los empleados fijos y temporales de Amazon empiezan ganando 9.33 dólares o más por hora, sin importar la edad, y 13.96 dólares o más cuando hacen horas extras”.