Trump sigue golpeando a México



México le ha ganado todas a Estados Unidos y eso ya no se permitirá, afirmó el presidente Donald Trump al elevar al país vecino a una fuerza titánica que ha logrado someter al súper poder a su voluntad, después de hablar con su contraparte, Enrique Peña Nieto, para abordar la primera crisis de relaciones exteriores de su nuevo gobierno y declarar su amor al pueblo mexicano.

En medio de lo que se considera una de las riñas diplomáticas más serias de la relación bilateral en tiempos recientes, Trump informó que había sostenido una plática telefónica con Peña Nieto durante una hora, la cual calificó de “muy, muy amistosa”.

“Tuvimos una muy buena llamada. Podría haber sido muy duro sobre México. Tengo gran respeto para México, Yo amo al pueblo mexicano”, declaró en una conferencia de prensa conjunta con su contraparte británica la primera ministra Theresa May, quien lo visitó hoy en la Casa Blanca. Aseguró que “vamos a estar trabajando sobre una relación justa, una nueva relación”.

Indicó que “vamos a estar renegociando nuestros acuerdos comerciales” en los “meses venideros” para asegurar que Estados Unidos no pierda en estos acuerdos.

Pero agregó que “México nos ha ganado en las negociaciones y nos ha molido a golpes. Nos han hecho ver como tontos”. Apuntó que “la frontera es suave y débil, las drogas están chorreando hacia dentro y no voy a dejar que eso ocurra”. Más aún, afirmó que “ya no vamos a ser el país que no sabe lo que está haciendo”.

El comunicado de la Casa Blanca sobre la llamada entre ambos mandatarios, la cual califico de “productiva y constructiva”, fue parecida a la emitida en México, afirmando que ambos “reconocieron sus diferencias claras y muy públicas” y que acordaron resolverlas como parte de una discusión integral sobre toda la gama de asuntos de la relación bilateral, pero en torno al asunto de quién pagará el muro había una diferencia.

Como resalto el Washington Post, el comunicado mexicano afirmó que los presidentes acordaron que por ahora ya no hablaría públicamente sobre “este tema controvertido”, pero en la declaración de la Casa Blanca no se repite esa promesa de manera explícita. Sin embargo, Trump no abordó el tema en la conferencia de prensa de esta tarde.

Pero no faltó un tuit del presidente sobre el asunto hoy aun antes de las llamadas y comentarios, enviado a las 5:19 de la mañana: “México ha tomado ventaja de Estados Unidos por demasiado tiempo. Déficits comerciales masivos y poca ayuda sobre la muy débil frontera tiene que cambiar, AHORA”.

Expertos sobre la relación bilateral continuaron expresando su preocupación, a veces incredulidad, ante la repentina crisis política entre ambas capitales dada la profunda y extensa trenza de vínculos y el mantra de libre comercio, cooperación y “corresponsabilidad” que ha definido a los países “socios” durante por lo menos 25 años.

El New York Times en un editorial titulado El berrinche de Donald Trump sobre México, resume estas preocupaciones, afirmando que el “berrinche” sobre el impuesto fronterizo es sólo el último de “un torrente de mentiras, ideas de políticas peligrosas y amenazas de la Casa Blanca” desde la toma de posesión de Trump hace una semana.

Agrega que es difícil saber si la “animosidad que el señor Trump ha expresado contra inmigrantes, particularmente mexicanos, es un profundo sentir suyo o si simplemente llegó a reconocer qué tan poderoso sería en atraer votantes” molestos por los cambios económicos y demográficos del país.

Advirtió que “permitir que esta perspectiva guíe la política comercial y exterior hacia México podría tener consecuencias desastrosas para los trabajadores y consumidores en ambos países, dada que tan firmemente entrelazados se han vuelto las dos economías” desde la implementaciónn del acuerdo de libre comercio en 1994.

http://www.jornada.unam.mx