Adele fue la gran triunfadora del Grammy 2017


Aun cuando sufrió un revés durante su actuación del domingo en los premios Grammy, Adele terminó siendo la reina de la noche. La cantante británica se llevó a casa cinco galardones, incluyendo a álbum, canción y grabación del año.

Con su álbum “25” superó a Beyoncé en las tres categorías principales y repitió su hazaña del 2012.

Usó sus discursos para honrar a Beyoncé y su innovador álbum “Lemonade”, que también estaba nominado: “El modo en que haces sentir a mis amigos negros es empoderador”, le dijo en el Staples Center de Los Ángeles.

Mars también ganó un premio el domingo, como productor del álbum de Adele. Los otros honores para Adele fueron a álbum vocal pop e interpretación pop solista.

Beyoncé cantó montada en una mesa y hasta se inclinó hacia atrás en una silla mientras entonaba “Love Drought”. Luego interpretó “Sandcastles” sentada, alcanzando con facilidad las notas más altas. Recibió un fuerte aplauso del público en el Staples Center de Los Ángeles, incluyendo de su hija Blue Ivy y de su esposo Jay Z. Más temprano Beyoncé ganó el Grammy al mejor video musical por “Formation”.

David Bowie, quien murió el año pasado de cáncer, ganó los cuatro premios a los que estaba nominado. El de mejor canción de rock por “Blackstar” durante la gala en vivo, y otros tres durante la “Premiere” del Grammy: mejor álbum de música alternativa, mejor interpretación de rock y mejor ingeniería de un disco no clásico (Bowie aparece listado como uno de los ingenieros de “Blackstar”). En la última categoría superó a Prince, también fallecido el año pasado.

Chance the Rapper obtuvo el primer premio de la ceremonia en vivo, al mejor artista nuevo. Previamente ganó en la categoría de mejor interpretación de rap.

“Gloria a Dios. Recibo este premio en nombre del Señor. Quiero agradecerle a Dios por mi madre y mi padre que me apoyaron desde que joven”, dijo Chance the Rapper en el escenario del Staples Center en Los Ángeles.

James Corden, por primera vez anfitrión de la velada, rapeó parte de su monólogo al principio del espectáculo, mencionando a Prince, Rihanna y Drake.

La hermana menor de Beyoncé, la querida de la crítica del R&B Solange, ganó su primer Grammy, a mejor interpretación de R&B. Era la primera vez que estaba nominada

Drake, quien no asistirá a la gala central, ganó los premios a la mejor canción de rap y mejor interpretación de rap y canto por su éxito “Hotline Bling”. Chance the Rapper, nominado a siete premios, obtuvo el de mejor interpretación de rap por “No Problem”, con lo que también salieron honrados Lil Wayne y 2 Chainz.

“Can’t Stop the Feeling!” de Justin Timberlake, también nominado a un Oscar, se llevó el Grammy a la mejor canción escrita para un medio audiovisual: su éxito No.1 de la cinta animada “Trolls”. Hillary Scott de Lady Antebellum recibió dos Grammy en la categoría de música cristiana por el álbum que grabó con su familia. Scott, que ha ganado siete Grammys con Lady A, lloró al aceptar ambos premios en el escenario.

“Hemos estado llorando desde que este proyecto empezó”, dijo su padre, Lang Scott.

The Chainsmokers ganaron el premio a la mejor grabación dance por su éxito “Don’t Let Me Down”, mientras que Sturgill Simpson se alzó con el premio al mejor álbum country por “A Sailor’s Guide to Earth”.

Jesse & Joy se consagraron el domingo en los premios Grammy con un nuevo gramófono dorado para “Un besito más”.

El dúo de hermanos mexicano-estadounidense, que el pasado noviembre se alzó con el Latin Grammy al mejor álbum vocal pop contemporáneo por esta producción, obtuvo el Grammy anglo al mejor álbum de pop latino.

“Voy a tratar de que no se me haga costumbre llorar siempre”, expresó Joy, la vocalista del par, sin poder contener las lágrimas.
El mejor álbum de rock, música urbana o alternativa latina fue para la puertorriqueña iLe por “iLevitable”.

“No pensábamos que iba a pasar y de momento pasó, nos emocionábamos, nos abrazábamos, nos besábamos, estábamos bien contentos todos”, dijo en entrevista telefónica desde Puerto Rico, donde había tenido una presentación la noche anterior. “Es algo que es difícil de procesar”.

Vicente Fernández se alzó con el tercer Grammy de su carrera, al mejor álbum de música regional mexicana (incluyendo música tejana) por “Un azteca en el Azteca, Vol. 1 (en vivo)”, mientras que el premio al mejor álbum de música tropical fue para los boricuas de José Lugo & Guasábara Combo por “¿Dónde están?”. Fue una pregunta que probablemente muchos se hicieron: ambos ganadores estuvieron ausentes.

La guatemalteca Gaby Moreno, quien estuvo nominada en la categoría de mejor álbum pop latino, fue una de las más elegantes en la alfombra roja con un vestido con trasparencias en color crudo y cuentas grises.

Unión Radio