Arma tu propio botiquín de la felicidad



Para todo caso de emergencia es importante contar con un botiquín que te auxilie y ayude a combatir cada momento difícil de tu vida. Cuando experimentamos una mala experiencia necesitamos reforzar el área que ha sido afectada con las herramientas y antídotos que traten específicamente a la afección manifestada. Así lo reseña toyfeliz.net

– Sonrisas en píldoras. Sonreír nos permite liberar endorfinas (hormona de la felicidad) produciendo en nuestro cuerpo la sensación de bienestar y atenuando el dolor.

– Vendas de amor. ¿Existe algo que cubra más que el amor? No importa el tamaño de la herida son las mejores vendas para sanar nuestro corazón.

– Loción de paz. Cuando la calma es necesaria y se convierte en un grito de auxilio desde nuestro interior, nada mejor que buscar un momento de paz para asentar sentimientos y despejar la mente del estrés.

– Guantes de fortaleza. Para arrancar toda raíz de amargura nada más resistente y necesario que la fortaleza. Justamente en el instante que debemos quitar y liberarnos de las actitudes perjudiciales.

– Desinfectante para la negatividad. Purificar nuestro corazón de los pensamientos negativos nos permitirá vivir en plenitud y libertad. En ocasiones, pudiera ser necesario dejar cosas o personas que no generen nada positivo. 

– Repelente para los malos comentarios. Aunque algunas veces la crítica nos ayuda a mejorar, por lo general se emplea para desestimar. Sea cual sea y venga de donde venga, repeler los comentarios negativos nos trae paz. 

– Crema para la irritación. Para aliviar las escenas causantes de nuestro mal carácter necesitamos aliviar nuestro corazón y controlar las emociones.