La desconocida y difícil historia de vida de Ana María Polo, la conductora de “Caso cerrado”




La vida de Ana María Polo (57) no fue fácil, incluso, desde su infancia. Agresiones y burlas en el colegio, la pérdida de un hijo en su primer matrimonio, un divorcio y el diagnóstico de cáncer a los 44 años, fueron algunos obstáculos que superó con entereza. A continuación, un repaso por su historia y cómo mira hoy ese pasado.


Bullying, pérdidas y desamores 

“No se puede tener todo”. Con esa frase tan simple como verdadera, Ana María Polo (57) admite que su historia de vida está repleta de bendiciones, pero también de dolores. Eso sí, jamás situándose en el lugar de víctima. La amada abogada de Caso Cerrado pasó por momentos complicados desde pequeña. Una mudanza de su país cuando era niña, la pérdida de un embarazo a los 19 años, un divorcio, y un cáncer que, superado, considera como una bendición, fueron algunos de los obstáculos que debió (y pudo) superar.

Al colegio con custodia

Polo nació en Cuba en 1959, pero las disidencias de su familia con Fidel Casto hicieron que emigren hacia Puerto Rico. Allí no le fue fácil, ya que debió soportar las burlas y amenazas en el colegio por su nacionalidad, al punto de tener que ir custodiada. Años después, sus padres decidieron partir para Miami, ciudad en la que finalmente encontraría su vocación: el Derecho. Allí hizo un máster y ejerció como abogada especializada en casos de familia. La fama llegaría después, cuando explotó su costado artístico en los sets de televisión. Y nunca más paró.


Casamiento a los 19 años y un trauma

La mayoría de edad llegó sin frenos para la conductora. Desoyendo a su familia, se casó a los 19 años con un hombre diez años mayor y fruto de esa relación vivió uno de los momentos más traumáticos de su vida: la pérdida de un embarazo muy deseado. El episodio la llevó a una crisis y principio de depresión, y tiempo después su matrimonio se disolvió. Hasta el día de hoy no se le conoció una pareja duradera, pero ella no pierde las esperanzas. “Ver casos de infidelidad o desavenencias familiares en mi programa, no me impiden creer en que se puede ser feliz junto a alguien”, comentó en una entrevista.

Algunos rumores, sin embargo, indican que está de novia con una productora de Caso Cerrado, aunque ella se niegue a hablar del tema. “Se opina todo el tiempo de mi. Todos quieren saber sobre mi vida y con quién duermo. Pero no le debería interesar a nadie. Así que dejen de preguntar”, contestó cuando indagaron sobre el tema.



Cáncer y lucha

En 2003, a los 44 años, otra noticia golpearía la vida de Ana María, cuando fue diagnosticada con cáncer de mama. Lejos de ocultarlo o negarlo, la presentadora se puso al frente de la enfermedad no solo en su vida personal, sino también públicamente. Una vez superado, Ana María comenzó a formar parte de charlas para ser un referente de otras personas que sufren lo mismo, labor por lo que fue premiada. En uno de los episodios de Caso Cerrado, incluso, corrió su blusa para mostrar las marcas de la operación. “Al principio fue una tragedia. Hoy lo miro como una bendición. Me veo como una sobreviviente de la vida”, reflexionó en una entrevista. En un video publicado en YouTube fue más cruda: “El cáncer fue el peor momento de mi vida”, confesó