Selena Gómez protagoniza la última portada de Vogue (FOTOS)



La cantante Selena Gómez es la protagonista de la última portada de la revista Vogue. La popular estrella musical aparece en la primera página de la publicación del próximo mes de abril. Es la primera vez que Selena posa para Vogue y lo hace después de haber pasado un tiempo de retiro voluntario. 

Ahora, Selena Gómez habla sin tapujos de cómo ha pasado estos meses, de los motivos que le llevaron a suspender su gira Revival y de su nueva relación con Abel Tesfaye, líder de The Weeknd. 


Preciosa, con nuevo corte de pelo y con muchas ganas de volver a ser ella misma, Selena Gómez concede su primera entrevista a la publicación de Anna Wintour, a quien se la vio muy unida durante la Semana de la Moda de París. 


Selena Gómez despliega sus encantos en las fotografías de Vogue. Con el cabello más corto y su piel bronceada, la cantante está espectacular, luciendo un aspecto envidiable y totalmente recuperada de sus problemas mentales. 

Selena explica que hubo una etapa en la que la ansiedad podía con ella, que incluso llegó a sufrir ataques de ansiedad y que se convirtió en una adicta a la aplicación Instagram.


Muy sincera, lo explica con estas palabras: ‘’Tan pronto como me convertí en la persona con más seguidores de Instagram, me asusté un poco. Se había convertido en algo que me consumía. Me levantaba y me iba a dormir con ello. Era una adicta, y veía cosas que no quería ver y me metía cosas en la cabeza de las que no me quería preocupar.“, comenta Selena. ”Siempre me sentía como una mierda cuando miraba Instagram“, explica la cantante. 


Selena no ha querido hacer comentarios sobre su actual relación con The Weeknd, con quien sale desde hace algunos meses: ”Cómo puedo decir esto sin que suene raro… Simplemente no puedo esperar a que la gente se olvide de mí’’, cuenta Selena a Vogue.

La cantante ha asegurado que pasó por una época muy dura en la que no estaba segura de nada: “Mi autoestima estaba destruida. Estaba deprimida, con ansiedad. Empecé a tener ataques de pánico antes de salir al escenario o bien nada más abandonarlo. Básicamente, sentía que no era buena, que no era capaz”, se sinceraba Selena. Recuperada, Selena intenta volver a la normalidad con el apoyo de su familia, amigos y pareja.