Venezuela, ejemplo latinoamericano de la tendencia independentista



Hace 203 años, la proclama popular del pueblo venezolano es formalizada mediante la Declaración de la Independencia, en un acta que fue redactada por Juan Germán Roscio y Francisco Isnardi, y ratificada el día 7 de julio de 1811.

Este es un día memorable, porque implica un paso importante hacia la liberación de Venezuela del yugo español. Los venezolanos después de años de esclavitud, humillación, ultraje y colonización, lograron consumar su deseo en un documento que contó con la aprobación de todos los diputados, a excepción del padre Manuel Vicente Maya, representante de La Grita.


Llegar a la Declaración de Independencia, fue un recorrido lleno de conflictos bélicos y disputas de pensamiento. Centenas de venezolanos fallecieron en el intento, por una patria libre de saña y maniobra de potencias extranjeras.


El primer referendo

Según datos históricos, el proceso que inició el 5 de julio de 1811, podría considerarse el primer referendo en la historia de Venezuela. La exigencia del pueblo de liberarse de la América española, aporta un primer complemento que impulsó la liberación de otros países de Latinoamérica.

La nueva nación propuesta en el Acta de Independencia, se basó en principios republicanos y federales que instauraron valores de igualdad y libertad de expresión, derogando así el poder de la monarquía.

El principio constitucional establecido, prohibía de manera radical la imposición de prácticas políticas, culturales y sociales que se habían ejecutado durante 300 años, de esta forma, se comenzó a recuperar el valor de las tradiciones venezolanas.

En la declaración, la nueva nación se llamaría Confederación Americana de Venezuela, posteriormente con la promulgación de la Constitución Federal de 1811, se oficializaría como Estado de Venezuela.

Es importante resaltar que ese día no se firmó el Acta, debido a que la declaración constituye un juicio que originó debates, transcritos entre los días 5 y 6 de julio. Históricamente las últimas rúbricas estampadas en el documento datan del 18 de agosto de ese año.

El acta hoy día se encuentra en el Salón Elíptico del Palacio Federal Legislativo, en Caracas. Es memoria de una historia que durante más de dos siglos no ha dejado de ser contada. Venezuela es ejemplo de la tendencia independentista y, el Libertador, Simón Bolívar, verbo de la gesta, trascendió las fronteras y logró que Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, también se libraran del opresor. (L.P)

lanacion.com.ve