COMO EVITAR ESOS MOLESTOS GASES EN EL TRACTO DIGESTIVO?




Los gases en el tracto digestivo no son un tema que a la mayoría les agrada mencionar, pero la verdad es, que la mitad de las personas los padece y quisiera deshacerse de ellos.

El paso de los gases por el intestino es una función normal de nuestro organismo. Cuando un gas no pasa fácilmente, se puede acumular en alguna parte del tracto digestivo, ocasionando distensión e incomodidad. Aunque el gas no es, por lo general, la indicación de un problema médico, puede llegar a serlo si se convierte en una situación persistente, extrema o molesta.


Una fuente común de gas en nuestro organismo es el aire! Cada vez que tragamos, entran pequeñas cantidades de aire a nuestro estómago. Este gas normalmente pasa al intestino delgado, en donde parte de él es absorbido, el resto se desplaza al colon (intestino grueso) para pasar después al recto y salir.

Algunas personas pueden sufrir más de gases que otras. Por lo general, quienes comen chicle con frecuencia, fuman, comen rápidamente o consumen muchas cantidades de bebidas gaseosas manifiestan más molestias. Algunos alimentos también pueden ser la causa de estos molestos síntomas. Los alimentos que no son totalmente digeridos en el intestino delgado porque contienen carbohidratos que se no se absorben bien, llegan al colon (intestino grueso) y son fermentados por las bacterias que viven allí, generando gases. Esos alimentos son: coliflor, repollo, frijoles, brócoli, cereales de grano entero (salvado integral, avena o salvado de trigo), panes de grano entero, algunas frutas y legumbres frescas.

En algunos casos, consumir leche y productos lácteos también puede producir gases. Si no tienes suficiente lactasa, una enzima que normalmente se encuentra en el intestino delgado, necesaria para digerir la lactosa (el azúcar de la leche). Este azúcar pasa sin digerirse al colon, es fermentada por las bacterias y se forma el gas.

Lidiar con los molestos síntomas de los gases puede ser toda una odisea. Pero toma en cuenta estos sencillos tips que pueden convertir tu molestia en un asunto del pasado.
• Evita comer chicle o chupar caramelos en exceso.

• Come despacio y mastica bien los alimentos.

• Elimina de tu alimentación las bebidas gaseosas

• Evite la leche y los productos lácteos, como quesos suaves, o intenta tomar leche libre de lactosa, en caso de no tolerar la lactosa.

• Come menos alimentos que producen gases como coliflor, repollo, salvado, frijoles, brócoli y col.

• Ejercítate. Para ayudar a estimular el paso del gas a través del tracto digestivo.

Si sus síntomas siguen o empeoran, consulta a tu médico. Puede que necesites algunos exámenes adicionales para verificar que todo esté bien. Si presentas además de gases, dolor abdominal, acidez gástrica, náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento o pérdida de peso, visita inmediatamente a tu médico.

Existen medicamentos de venta libre que para algunos han resultado ser beneficiosos, mientras que para otros no son muy efectivos para controlar estos síntomas. La simeticona y las enzimas digestivas, como los suplementos de lactosa, se encuentran entre los que a menudo son recomendados por los médicos. También los suplementos que descomponen los carbohidratos no absorbibles que producen el gas, como las píldoras a-galactosidasa, pueden ser útiles. Siempre consulta a tu médico antes de automedicarte.

Dra. Samar Yorde.
estampas.com